?

Log in

"I need you"

Title: I need you
Chapter: Another me
Author: florzhia
Pairing: Sunggyu x Myungsoo
Rating: Unknown
Disclaimer: 2/?
‘I need you’
Capítulo II: Another me

El taburete en el cual se sentó tambaleaba hacia la izquierda, retomó la posición original con un leve movimiento hacia la derecha. Miró al suelo y distinguió que una de sus cuatro patas estaba rota en la punta causando el desequilibrio del asiento. Se conformó con quedarse quieto, buscando un balance, no pudo darse el lujo de intercambiar el taburete cuando los restantes ya estaban siendo ocupados en su mayoría por mujeres. Al prestarle atención a cada una notó que cada vez sus vestidos estaban más cortos que hace un mes atrás o como el short se confundía fácilmente con ropa interior. No se ofendieron si la mirada masculina, a veces femenina, se enfocaba en sus glúteos desnudos y como estos se afirmaban en cuanto sus piernas cruzadas se tensaban al acomodarse en el taburete. Le costaba no fijar la mirada en sus cuerpos voluptuosos, en sus rostros maquillados con una ilusión de belleza predeterminada o en sus elaborados peinados con colores extravagantes como el propio. Fue sorprendido en cuanto las carcajadas de algunas aturdieron sus oídos como si fueran rasguños maliciosos contra una pizarra logrando que la atracción hacia las jóvenes sentadas cerca de él disminuyera en cuestión de segundos. Se acomodó el cabello azul marino, acariciando sin querer el aro con forma de ala que ocupaba el contorno de su oído izquierdo y continuó aguardando en silencio al menor y pianista de 60sec. Dongwoo descansó los codos sobre la barra buscando los lugares más secos en donde apoyarse y mirando con cierto desagrado como la mayor parte de la superficie se encontraba contaminada por el contenido de diferentes bebidas. No estaba cómodo, no es el bar al cual él quería ir y lamentó haberle hecho caso a Sungyeol quién eligió el lugar después de haber ganado piedra, papel o tijera.

-¿Estás constipado? –preguntó sin filtros una delicada voz que no presentó vestigios de querer ofender y Dongwoo se dio vuelta en el taburete que comenzó a domar como si se tratase de un caballo. Sungjong, quien tenía dos vasos largos y delgados cuyo contenido que iba cambiando de color a medida que pasaban los segundos, le sonrió al devolverle la mirada.-
-No, no estoy constipado. No me gusta mucho este lugar- susurró sin preocuparse que la música o las risas agudas de las mujeres opacaban por completo su voz.- ¿Sungyeol?
-Se quedó hablando con la bartender, parece que la conoce y ella nos regaló estas bebidas. –Notó el cambio de tono en cuestión de segundos mientras sin ganas Sungjong apoyaba las bebidas en la barra, su contenido salpicó manchando la madera con pequeñas gotas y Dongwoo comprendió con qué facilidad estaba pegajosa la superficie.- Piel de iguana y Sex on the beach.
Cerró los dedos en el vaso con líquido un verde radioactivo después de que Sungjong se aferrara como propia a la bebida anaranjada y bebió de éste con prisa echando la cabeza hacia atrás, por un momento se produjo un silencio absoluto. Necesito tres sorbos para distinguir el sabor a kiwi mezclado con limón, el toque de azúcar, entre las cantidades absurdas de alcohol. Sungjong a su lado bebía sin ganas de estar ahí tanto como él, es como si algo que vio o presencio le quito el ánimo a pesar de lo animado que había estado al despertarse cuando salieron del antro donde habían tocado horas atrás.

-¡Que caras tan largas!-gritó Sungyeol saltando hacia el espacio vacío entre el bajista y el pianista, apoyó las manos en el hombro de cada uno.- ¿No les gusta los tragos? Eunji los preparó con extra cariño para nosotros.
-¿Extra cariño? Se pasó un poco de cariño, es puro licor –objetó Sungjong desviando la mirada hacia la pista de baile, Dongwoo no entendía porque se fijaba en aquella zona del bar si solo eran sombras siendo iluminadas por luces azules y rojas. No se podía vislumbrar ningún rostro.
-Beban todo y vayamos a bailar-sugirió persuasivamente como la serpiente que con una sonrisa ofrece la manzana ante Adán y Eva. El vaso vacío de Sungjong acompañó al de Dongwoo antes de ser arrastrados hacia la pista de baile, Sungyeol sonreía como si fuese el mejor momento de sus vidas y ellos eran incapaces de verlo.
La masa de gente se fragmentó y volvió a unirse en cuanto ellos formaron parte de la misma, teniendo su espacio para bailar o mejor dicho hacer movimientos rítmicos a los compases del dubstep de turno. Sungyeol tomó al joven pianista por los hombros, sacudiéndolo un poco sin abandonar su sonrisa encantadora pero persuasiva como antes lo había sido. Dongwoo se sorprendió ante el constante cambio de humor de Sungjong quien dejó su malhumor en la barra y bailó conjunto al nuevo integrante. Apoyaba sus manos congeladas por la bebida sobre el cuello alargado del baterista, despeinando su corto cabello castaño oscuro, estaba  jactancioso de causarle escalofríos.
         Dongwoo sintió un poco de abandono, su mirada dejó de enfocarse en sus amigos y dio vuelta dándole la espalda a ambos por un momento examinando a la nueva formación de sombras acompañadas por gritos eufóricos. Una mano acarició su espalda desde los hombros hacia su cintura, se sobresaltó y giró el rostro encontrando en su lugar a una joven. Su cabellera caída delicadamente sobre sus hombros descubiertos, sus ojos castaños resplandecían con un leve destello bronce y sus labios se movieron formulando palabras que fueron acalladas por la música. Dongwoo tardó en entender que le estaba hablando menos aún comprendió lo que ella quería decir.

Tiró la campera de cuero desgastada en los codos sobre el sofá después de haber intentado ocho veces forzar la llave en la puerta y lograrla abrir. Estaba cansado mental y físicamente, Sunggyu dio pasos lentos mientras arrastraba los pies hacia una de las sillas más cercana y se dejó caer en ésta. Sus manos cubrían su rostro que aún reflejaba la confusión. A pesar de haberse hecho paso entre la gente, no logró ver quién estaba en el auto cuyo grito despertó a la mitad del vecindario. Quitó el celular de su pantalón notando en la pantalla la cantidad de llamadas perdidas. “5 llamadas perdidas de ÉL”. No era un error del teléfono, Sunggyu cambió su nombre hace meses atrás a ÉL esperando que sus dedos nerviosos no lo buscaran con facilidad en el directorio. Siempre se creyó ser una persona fuerte, incapaz de depender de alguien pero ÉL ha logrado cambiar aquel factor en su vida de tal forma que cada día que superaba no llamarle se había vuelto una tortura. Ahora el tablero se ha dado vuelta, ÉL estaba llamando, ÉL era quien solicitaba su atención. La ironía del asunto provocó un asomo de sonrisa por sobre sus finos labios y dejó caer el celular su costado.
         A pesar de la hora que marcaba el reloj negro en la pared pintada de blanco enfrente de él prendió su reproductor de música y se alegró de escuchar Radioactive de Imagine Dragons aunque estuviera configurada la radio. No soportaba las canciones comerciales pop del momento. Cantó cada una de sus rimas favoritas antes de sumergirse en la cocina en búsqueda de comida. Abrió la heladera encontrando la misma nada que vio durante la mañana y su estómago gruñó molesto de que nunca recordaba comprar comida en el trayecto del antro hacia el departamento. Cerró la puerta, una amarilla hoja cayó a sus pies y se agachó recogiéndola. El recorte de la única vez que 60Sec apareció en el diario local en una presentación al aire libre, antes de que la policía apareciera a echarlo con amenazas de quedarse noches enteras en la comisaría. Sonrió aunque ÉL estuviera como baterista detrás suyo mirando con admiración a la gente que los veía, Sungjong apenas tenía diecisiete años mientras que Dongwoo lucía su corto cabello decolorado rubio. Regresó el recorte a su lugar, lamentándose por ser tan débil yendo hacia la silla y tomo el celular.
-¿Sunggyu? –respondió una voz ronca en el otro lado de la línea.
-Hola, Woohyun.-

El calor se fue acumulando sobre sus mejillas al igual que en sus orejas provocándole una extraña sensación al estar perforadas más de siete veces por diferentes aros. No podía creer cómo su mirada felina lo estaba desarmando de esa forma, como si le estuviese quitando la ropa sin tocarle y al descender la vista hasta sus labios, tuvo que tragar en seco. Labios perfectos. Era tan peligroso estar cerca, tanto que sentía el control desapareciendo como un velo al ser manejado por el viento que decide llevarlo lejos. Era imposible cerrar los ojos, sin importar que tan placentero eran las caricias de sus finos dedos por sobre su cuello, no pudo escapar de su seductora mirada. Basta. Que se detenga.
Algo presionó contra su muslo, pensó enseguida que se estaba excitando y bajó alarmado la cabeza recordando que el celular estaba guardado en el bolsillo derecho delantero. Se disculpó con un sutil gesto hacia el joven pianista y caminó directo al baño, esquivando parejas devorándose entre sí, mujeres quitándose la ropa como si esta les quemara la piel y llegó hacia la entrada. Su corazón dejó de latir luego de atender a la voz preocupada de una mujer y pronto todo comenzó a moverse tan deprisa cuando su cuerpo se quedó paralizado. No puede ser, negó con la boca abierta. En cuanto colgó el llamado, comenzó a llamar con su celular una y otra vez a su mejor amigo, siempre siendo atendido por el contestador después del primer tono.
Sin importarle nada más, se fugó corriendo hacia afuera donde el frio reinaba y paró el primer taxi con ambas manos en alto.
-Al hospital de Seúl.- Se le desfiguró la voz al pronunciar tales palabras al subirse al automóvil, éste arrancó cuando el conductor se dio cuenta de la gravedad expuesta en el rostro de Sungyeol.

"I need you"

Title: I need you
Chapter: 60sec
Author: florzhia
Pairing: Sunggyu x Myungsoo
Rating: Unknown
Disclaimer: 1/?

I need you

Capítulo I: 60sec


Les sonríe al acercarse al filo del escenario, sabe que esta noche soñaran con él, sin dudarlo siquiera. Gritan su nombre por encima de la música: “¡Kim Sunggyu!”. Y él les agradece al sacar la lengua aflorando su lado seductor. La muchachada cae rendida a sus pies asombrada de cómo el joven abandonó su cabello castaño ámbar por un rojo tan vivo como las luces que lo enfocan, algunas se cubren el rostro avergonzadas con sus mejillas sonrojadas mientras otras lo apuntan con celulares o cámaras digitales sacando la mayor cantidad de fotos posibles. El joven vocalista de estatura promedio está a vestido para la ocasión con un saco negro cuyo cuello es bordeado por una línea roja y debajo de éste se ve la musculosa negra pegada al cuerpo a causa de la transpiración, sus ojos son finos aunque con el delineado negro los hace ver más desafiantes. Se apodera de la atmósfera al pasearse como dueño del lugar. El cantante toma el micrófono con seguridad cerrando los ojos impulsando su voz tan fuerte y alto que aunque griten no podrán superar su avasallante caudal vocal. Decenas de reflectores parpadean ante Sunggyu quien sonríe de costado, soberbio, enfocando su mirada penetrante sobre el bajista de cabello azulado quien estimula concentrado el instrumento logrando acordes más precisos. Lo ve mover los dedos presionando las cuerdas como si estuviera acariciando el vientre de una mujer o eso es lo que se imagina el grupo de fans al alborotar la primera fila.
Llegando al momento culminante de la canción, el líder cantante e imagen de la banda desliza la diestra acariciando el mentón de quién controla el bajo, sorprendido alzó el rostro encontrándose con su imponente carisma. Jugando a seducir y ser seducido, atrayendo consigo la atención de todas las personas que ocupan el pequeño anfiteatro; la melodía cesó con aquel par de jóvenes concentrados en examinar al otro. Las luces se apagaron cuando la audiencia contuvo el aliento expectante de lo que podrá suceder entre aquellos dos individuos. "Siempre déjalos pidiendo más" piensa Sunggyu al alejarse con aire sobrador entre agudos gritos reclamando otra canción, deja el micrófono en el piso y guía al grupo por la puerta de salida del escenario.
     Encabeza la caminata hacia la destrozada habitación que usan como camarín sin toparse con nadie y atraviesa la puerta que poco a poco va perdiendo la capa de pintura negra. Se desploma en el sofá gris destrozado por el uso, el mismo fallece ante el peso de su cuerpo. Respira profundo mirando las paredes que están decoradas por grandes cantidades de posters de cada una de las bandas que han tocado al igual que ellos en 'Woollim', el anfiteatro ideal para todos aquellos que desean comenzar en el mundo de la música o así es descrito por cartel de la entrada. Después de disipar el polvo con ambas manos, comienza a parlotear como le es habitual al terminar cada presentación. Cada integrante encuentra el lugar en donde sentarse o apoyarse escuchando el discurso de turno. Están acostumbrados a los comentarios constructivos junto con otro destructivo por parte del único cantante que el grupo ha tenido.


    -Wow, Dongwoo, mejoraste mucho desde el último ensayo. –aprueba con serenidad cuando la excitación lo abandona por completo dejándolo exhausto aunque a la vez inquieto. Se inclina hacia adelante, apoyando los codos sobre sus rodillas sin apartar la vista del mencionado. Dongwoo le sonríe mostrando su dentadura perfecta, la blancura de sus dientes hace más evidente el azul marino de su cabello. A primera vista posee una apariencia hostil, vistiendo una musculosa negra cuya tela es parecida a las redes usadas por los pescadores, sus orejas ligeramente puntiagudas están perforadas en cuatro lugares diferentes y cada aro es único como exótico. Sin embargo, Sunggyu conoce la contracara de su imagen sabiendo a ciencia cierta que debe tener cuidado en su manera de hablarle o los atractivos ojos del músico se llenarían de lágrimas. Da un paso hacia adelante, mostrando su dentadura y carnosos labios , a la vez codea al más alto del grupo quien le gana en cantidad de aros en la oreja, Sunggyu ha contado más de diez en una ocasión.
El joven se aleja de Dongwoo, esquivando otro codazo y aclara la voz al fingir toser.
    -Es mi primera presentación con ustedes, muchas gracias por esta oportunidad –Sunggyu intenta recordar su nombre, su memoria detesta agregar más datos y perfiles pero hace el esfuerzo: Sungyeol. El nuevo integrante de la banda se llama Lee Sungyeol, ahora recuerda la broma que ha hecho Sungjong quien descansa acurrucado en el otro sofá cubriéndose con una gran manta negra que su madre le ha regalado. “Ahora somos los tres Sung” comentó después de que el vocalista aceptó al nuevo baterista.
Comentaron los altibajos de la nueva canción que han tocado, compuesta por Sunggyu cuyo rap comparte con Dongwoo, mientras las latas de cerveza iban pasando de mano siempre esquivando al integrante dormido en el sofá no por su estado sino por su edad que no sobrepasa las dos décadas. Pronto se encontraron en un estado de simpatía, las palabras son más fáciles de decir como asimilar gracias al alcohol que corre por sus venas. El dueño de Woollim entra al bastidor sin tocar la puerta y los aplaude, se ha vuelto su fan número uno además del grupo de chicas que siempre ocupan la primera fila, y a la vez les indica que ya es hora de cerrar el antro. Por idea de Sunggyu, les implementó la costumbre de esperar que el público se vaya primero siendo los últimos en desalojar el lugar. “Cuando seamos famosos asi serán las cosas” piensa tomando sus pertenencias y ayudando a despertar a Sungjong junto con Sungyeol. Espera no equivocarse algún día con los nombres de los otros Sung, presiente que el recién llegado también posee un carácter explosivo como el menor o como él, debe ser por el “Sung”. Con la duda de si todos los Sung son asi, abre la puerta trasera y despide sonriendo a cada uno al emprender el camino a casa.
    La ciudad lo recibe con brisas frías que congelan sus mejillas pero se niega a cubrirse aún más con la bufanda verde inglés, Dongwoo siempre tiene la tendencia de regalarle objetos de ese mismo tono como si fuese su marca personal. El cierre de su campera de cuero negra esta presionando su nuez de Adán, es una molestia a la cual ya se acostumbró, sus manos se esconden del frío al escabullirse dentro de los bolsillos de la misma. El viento acaricia su cabello, danzando con éste y al verse reflejado en la vidriera de un negocio ya cerrado se sonríe al pensar que su cabellera es fuego siendo manipulado por la leve ventizca.
Ve pasar a un par de parejas que salen del cine, con sus manos unidas como si temieran que el otro se fuera a escapar. Escenas como éstas deberían llamarle la atención e inspirarlo a escribir canciones románticas aunque lo único que su mano es capaz de redactar son poemas sobre la pérdida de un ser querido o el engaño que ha sufrido por su par. Jamás le ha sucedido, perder a un ser querido, ser engañado por el mismo o entrelazar los dedos temiendo su huida. Dongwoo lo suele molestar preguntando en voz alta cómo es capaz de escribir lo que no ha experimentado, Sunggyu presume que un gran artista no siempre ha sufrido lo que canta aunque en su canto debe sentir que asi fue. Con curiosidad, voltea la cabeza siguiendo a la pareja cuando estos pasan por su lado. Su nariz comienza a molestarle, el perfume de la muchacha que ha pasado a aturdido su olfato aunque a su novio parece no molestarle el intenso aroma que la rodea. “Tal vez ya no funciona su nariz” murmura y sus palabras se las lleva el viento junto con una ráfaga repentina la cual acaricia su bufanda, jugando con ella. Se obliga a apurar el paso o si no se terminará congelando como los postes de luz cubiertos por finas capas de hielo.
      Se cubre las orejas aunque no por el frío, son las repentinas sirenas que avanzan por la calle principal las causantes de tal reacción y ve pasar una ambulancia junto con una patrulla, se sorprende cuando éstas se detienen no tan lejos de donde está parado. Da zancadas llegando a la esquina esquivando algunas personas que imitan a los postes de luz y al llegar al final de la calle sus ojos se agrandan ante el escenario que le brinda una amarga bienvenida. Un automóvil ha embestido contra un poste, o eso es lo que parece, pero no puede seguir examinando lo que ha ocurrido cuando nota manchas naranjas y azul marino moverse velozmente; han llegado los paramédicos y los policías. Logran quitar la puerta después de un gran esfuerzo y se alza en alto una voz llena de dolor que al gritar tan fuerte hace callar a la noche y a los pasos firmes de los uniformados. No es el frío que lo paraliza, ni la conmoción en el rostro de los espectadores. El líder y cantante principal de 60sec ha sido paralizado por la voz que proviene del automóvil, una voz demasiado familiar.

"Revenge is sweeter (than you ever were)"

Title: "Revenge is sweeter (than you ever were)
Author: florzhia
Pairing: Min/Taecyeon, Min/GiKwang. Taecyeon/Yoona
Rating: PG 13
Genre: Romance?
Disclaimer: HALF based in a true story
THANKS: to Liz for editing this for me.
 

Another dayCollapse )

BreakShot ch.4

Title: BreakShot
Author: florzhia
Pairing: Jason x Jinguk [Wooyoung x Taecyeon]
Rating: No idea, man.
Genre: Cool story, broh
Disclaimer: JYP is my husband~ so i do OWN 2PM's bodies and souls =]
Summary: I said it's my turn already?
NOTE: Tonight~~ Tonight~~ 

Read moreCollapse )
 

Life's cuts

 She expected to eat together, even she doesn't care about eating alone but being with him brings calm to her tired day. Jia is waiting for a reply to the message she sent earlier, time goes by and the reply isn't coming... Or perhaps Junsu is feeling tired of replying to her?

Her legs moves to the nearest place to eat, climbing the stars going to the next floor of MacDonalds when she finds its the same place she went with her ex-best friend. She stared at the table where the "thing" happened between them. Jia can't forget about Yoochun, the day they spent together talking about nothing and everything and how their lips were caught in an awkward kiss. As her mind is remembering Yoochun, her legs forgot how to walk so she almost fall on the floor.

"Are you okay, miss?" A worker asks when her lost eyes look up.

For you.

Title: Untitled
Author: florzhia
Pairing: NichKhun / Junho
Rating:  G.
Genre: Fluffy, romantic, etc.
Disclaimer: This is a fanfic for Dinotabbi [who is my Junho] and Pearl [who is my beloved cousin]. I love them a lot.
Summary: Please, rain.

“He came back”Collapse )

Less than 3 [Chapter Two]

Title: Less than 3 [2/?]
Author: florzhia
Pairing: Jason / Pilsuk
Rating: Who knows?
Genre: Fluffy, romantic, etc.
Disclaimer: JYP is my husband~ so i do OWN 2PM's bodies and souls =] and I also owns Dream High
Summary: Milky Couple

<3Collapse )

Less than 3 [Chapter One]

Title: Less than 3 [1/?]
Author: florzhia
Pairing: Jason / Pilsuk
Rating: Who knows?
Genre: Fluffy, romantic, etc.
Disclaimer: JYP is my husband~ so i do OWN 2PM's bodies and souls =] and I also owns Dream High
Summary:  Milky Couple
"You are a really good dancer <3"Collapse )

Now [2/2]

Title: Now [2/2]
Author: florzhia
Pairing: Taecyeon/Jay Park
Rating: Nc-17
Genre: Fight/Romance?
Disclaimer: JYP is my husband~ so i do OWN 2PM's bodies and souls =]
Summary: I adore this couple
NOTE:  [Part 1]

I’m afraid I want this.Collapse )

The boxer issue

Title: The boxer issue
Author: florzhia
Pairing: Jinguk x Samdong
Rating: NC-17
Disclaimer: One shot
I'm sorry I took your boxerCollapse )